Vídeo: Patata rellena de gambas y ventresca de atún

¡Bienvenidos gourmets! Hoy vamos con unas patatas rellenas que están buenísimas. Unas patatas que rellenaremos con unas gambas, jugosa ventresca de atún, bechamel y queso. ¿Se te hace la boca agua? Pues… ¡comenzamos!

Recuerda que tienes esta receta y muchas más en nuestro canal de Youtube.

Como nos gusta las patatas, son tan versátiles. Pueden ir en un guiso, fritas, al horno, ser la protagonista del plato o ser el acompañante,… son geniales. Pero una de las formas que más nos gusta es rellenas. Van con todo. Nosotros hemos pensado en esta receta de gambas con ventresca, que le van fantásticamente y son una forma distinta de disfrutar de las patatas. Además, las patatas rellenas ofrecen una oportunidad única para experimentar con diferentes sabores y texturas, ya que su blandura interior y su piel crujiente permiten crear combinaciones asombrosas. Por ejemplo, podrías probar rellenarlas con un poco de queso azul y nueces, o quizás con champiñones y panceta crujiente. De cualquier manera, las patatas rellenas son un plato que siempre sorprende y deleita a todos en la mesa.

Recordad que como productos de calidad hemos utilizado las especias de Laybé y leche Lacturale.

Cómo hacer una patata rellena de gambas y ventresca de atún

NOTA: Recordad que al final de la receta tenéis el vídeo con todos los pasos.

AutorLaCalidadDelNorteDificultadPrincipiante

Hoy vamos con unas patatas rellenas que están buenísimas. Unas patatas que rellenaremos con unas gambas, jugosa ventresca de atún, bechamel y queso.

Productos4 Personas
Tiempo de preparación30 minsTiempo de cocción55 minsTiempo Total1 hr 25 mins

 4 patatas grandes y de tamaño similar
 ½ cuchara mantequilla sin sal
 250 grs langostinos (fresco o congelado)
 1 puerro entero
 90 grs ventresca de bonito del norte de Conservas Serrats
 Pizca de sal
 Pizca de pimienta negra molida Laybé
 Aceite de oliva
 Vino blanco (opcional)
 Queso rallado para fundir
 Perejil fresco
Bechamel casera
 30 grs mantequilla sin sal
 30 grs harina
 300 ml leche entera Lacturale
 Pizca de nuez moscada Laybé
 Pizca de sal

1

Comenzamos cociendo las patatas. Elegimos 4 patatas grandes y similares entre ellas. Las lavamos bien y las ponemos en una cazuela con agua y sal.

Dejamos cociendo las patatas. Para este tamaño de patatas, necesitarás al menos 40 minutos de cocción. Siempre puedes pinchar la patata para comprobar que están bien cocidas.

2

Cuando estén cocinadas las patatas, las refrescamos con agua fría para que se templen y podamos manipularlas.

3

Vamos a vaciar las patatas, para ello hacemos un corte en la parte superior y las vaciamos con cuidado. Debemos quitar la mayor cantidad de patata, pero intentando dejar una capa ligeramente gruesa junto a la piel para evitar que se filtre el relleno.

4

Tras tener listas las 4 patatas, haremos una especie de puré con el relleno que hemos sacado.

Añadimos media cucharada de mantequilla, un par de cucharadas de leche entera Lacturale y una pizca de sal. Machacamos y mezclamos todo bien hasta tener una especie de puré casero. Reservamos.

5

Ahora vamos a poner una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo.

Añadimos un puerro picado muy finamente y lo dejamos cocinando lentamente unos minutos, removiendo de vez en cuando.

6

Cuando el puerro esté cocinado, añadimos 250 gramos de gambas, que las hemos pelado y cortado en trozos grandes previamente. Removemos.

7

Añadimos perejil fresco picado, más o menos una cucharada generosa.

Además, salpimentamos, en nuestro caso utilizamos pimienta negra molida de la marca Laybé e integramos.

8

Opcionalmente, añadimos un buen chorro de vino dulce, dejamos cocinar para que se evapore el alcohol y apartamos del fuego.

9

Solo queda preparar la bechamel casera antes de rellenar las patatas. Para ello, en una cacerola a fuego medio ponemos 30 gramos de mantequilla sin sal.

10

En cuanto se funda la mantequilla incorporamos los 30 gramos de harina y removemos enérgicamente con unas varillas hasta conseguir una especie de pasta.

11

Ahora, vamos agregando leche entera tibia poco a poco sin dejar de batir con unas varillas. Iremos echando leche y batiendo hasta conseguir la consistencia que más nos guste. En nuestro caso queremos una bechamel algo ligera, así que con unos 300 mililitros es suficiente.

12

Cuando tengamos la bechamel al punto, apartamos del fuego, añadimos una pizca de sal y una pizca de nuez moscada de la marca Laybé, removemos y reservamos.

13

Vamos a rellenar las patatas, las ponemos en una bandeja apta para horno.

Ponemos un poco de bechamel en el fondo. Añadimos un poco del puré de patatas que hemos hecho. Encima del puré añadimos las gambas con puerros.

14

El toque especial lo da la ventresca de atún, o en nuestro caso de bonito del norte de Conservas Serrats. Aportará sabor y una jugosidad brutal. Añadimos unas cuantas láminas de ventresca a cada patata.

Terminamos echando bien de bechamel por encima, no pasa nada si desborda un poco. Además, un poco de queso para fundir.

15

Gratinamos en el horno a 180° durante unos 15 minutos hasta que se doren.

Mirad que pinta tan buena tiene. Una patata rellena, muy jugosa y llena de sabor que enamorará a todos.

Ingredientes

 4 patatas grandes y de tamaño similar
 ½ cuchara mantequilla sin sal
 250 grs langostinos (fresco o congelado)
 1 puerro entero
 90 grs ventresca de bonito del norte de Conservas Serrats
 Pizca de sal
 Pizca de pimienta negra molida Laybé
 Aceite de oliva
 Vino blanco (opcional)
 Queso rallado para fundir
 Perejil fresco
Bechamel casera
 30 grs mantequilla sin sal
 30 grs harina
 300 ml leche entera Lacturale
 Pizca de nuez moscada Laybé
 Pizca de sal

Instrucciones

1

Comenzamos cociendo las patatas. Elegimos 4 patatas grandes y similares entre ellas. Las lavamos bien y las ponemos en una cazuela con agua y sal.

Dejamos cociendo las patatas. Para este tamaño de patatas, necesitarás al menos 40 minutos de cocción. Siempre puedes pinchar la patata para comprobar que están bien cocidas.

2

Cuando estén cocinadas las patatas, las refrescamos con agua fría para que se templen y podamos manipularlas.

3

Vamos a vaciar las patatas, para ello hacemos un corte en la parte superior y las vaciamos con cuidado. Debemos quitar la mayor cantidad de patata, pero intentando dejar una capa ligeramente gruesa junto a la piel para evitar que se filtre el relleno.

4

Tras tener listas las 4 patatas, haremos una especie de puré con el relleno que hemos sacado.

Añadimos media cucharada de mantequilla, un par de cucharadas de leche entera Lacturale y una pizca de sal. Machacamos y mezclamos todo bien hasta tener una especie de puré casero. Reservamos.

5

Ahora vamos a poner una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo.

Añadimos un puerro picado muy finamente y lo dejamos cocinando lentamente unos minutos, removiendo de vez en cuando.

6

Cuando el puerro esté cocinado, añadimos 250 gramos de gambas, que las hemos pelado y cortado en trozos grandes previamente. Removemos.

7

Añadimos perejil fresco picado, más o menos una cucharada generosa.

Además, salpimentamos, en nuestro caso utilizamos pimienta negra molida de la marca Laybé e integramos.

8

Opcionalmente, añadimos un buen chorro de vino dulce, dejamos cocinar para que se evapore el alcohol y apartamos del fuego.

9

Solo queda preparar la bechamel casera antes de rellenar las patatas. Para ello, en una cacerola a fuego medio ponemos 30 gramos de mantequilla sin sal.

10

En cuanto se funda la mantequilla incorporamos los 30 gramos de harina y removemos enérgicamente con unas varillas hasta conseguir una especie de pasta.

11

Ahora, vamos agregando leche entera tibia poco a poco sin dejar de batir con unas varillas. Iremos echando leche y batiendo hasta conseguir la consistencia que más nos guste. En nuestro caso queremos una bechamel algo ligera, así que con unos 300 mililitros es suficiente.

12

Cuando tengamos la bechamel al punto, apartamos del fuego, añadimos una pizca de sal y una pizca de nuez moscada de la marca Laybé, removemos y reservamos.

13

Vamos a rellenar las patatas, las ponemos en una bandeja apta para horno.

Ponemos un poco de bechamel en el fondo. Añadimos un poco del puré de patatas que hemos hecho. Encima del puré añadimos las gambas con puerros.

14

El toque especial lo da la ventresca de atún, o en nuestro caso de bonito del norte de Conservas Serrats. Aportará sabor y una jugosidad brutal. Añadimos unas cuantas láminas de ventresca a cada patata.

Terminamos echando bien de bechamel por encima, no pasa nada si desborda un poco. Además, un poco de queso para fundir.

15

Gratinamos en el horno a 180° durante unos 15 minutos hasta que se doren.

Mirad que pinta tan buena tiene. Una patata rellena, muy jugosa y llena de sabor que enamorará a todos.

Patata rellena de gambas y ventresca de atún

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube para disfrutar

Blog sobre productos gourmet artesanos y delicatessen. Recetas, reportajes, noticias,...