VÍDEO: Sándwich de avena relleno de pimiento del piquillo, ventresca y espinacas

¡Bienvenidos gourmets! Hoy venimos con una receta muy versátil, perfecta para una merienda, una cena o un picoteo. Vamos a preparar un sándwich, haciendo el pan de avena nosotros mismos en una sartén, y lo vamos a rellenar con ventresca, pimientos del piquillo y espinacas. Un auténtico lujazo muy sencillo ¡Comenzamos!

Recuerda que tienes esta receta y muchas más en nuestro canal de Youtube.

Queríamos hacer una receta rápida y versátil, pero sin perder el toque de calidad y que sea lo más sano posible. Por eso hemos dicho, ¿por qué no hacer nosotros mismos el pan? Sabemos que asusta un poco, pero apostamos por hacer un pan rápidamente, en una sartén y con pocos ingredientes. Especialmente, ingredientes que podemos tener en casa (copos de avena, huevos, levadura química, sal y agua).

Hacer el pan en pocos minutos y sin encender el horno, no me diréis que es una gran idea. Sobre todo al ver cómo está la luz últimamente. Así que os animamos a probar este pan.

¿Qué tiene este sándwich de avena en especial?

Lo mejor de todo es el pan, pero más aún el relleno. Hemos apostado por una salsa de mostaza y mayonesa, unos pimientos del piquillo de gran calidad de Lodosa y una jugosa ventresca de bonito del norte. Es imposible que esté malo ya solo con esos ingredientes. De todas formas, hemos añadido unas crujientes espinacas y un poco de cebolla morada.

Por supuesto, lo genial de esta receta es que la puedes personalizar COMO QUIERAS. Prueba a poner solo jamón y queso, solo vegetal, añadirle pechuga de pollo,… Es ideal como cena por ejemplo.

Receta ideal para navidades

Hemos dicho que es perfecta como cena, pero también es una receta muuuy versátil. Haz la receta, haciendo panecillos más pequeños, de bocado, y tendrás unos pintxos o canapés perfectos. Rellénalos con piquillo y ventresca, o con salsa rosa y barritas de cangrejo,… lo que quieras. Serán unos canapés sorprendentes para esas celebraciones de Navidad.

Es importante recordar que estamos usando bonito del norte y no atún. Además, usamos la ventresca, mucho más sabrosa y jugosa.

Finalmente, como productos de calidad hemos utilizado la avena y las semillas de amapola son de la marca Laybé, el bonito del norte de Conservas Serrats y los pimientos del piquillo son de Conservas Lodosa.

Cómo hacer un sándwich de avena con pimientos del piquillo, ventresca de bonito y espinacas

NOTA: Recordad que al final de la receta tenéis el vídeo con todos los pasos.

AutorLaCalidadDelNorteDificultadPrincipiante

Hoy venimos con una receta muy versátil, perfecta para una merienda, una cena o un picoteo. Vamos a preparar un sándwich, haciendo el pan de avena nosotros mismos en una sartén, y lo vamos a rellenar con ventresca, pimientos del piquillo y espinacas.

Productos4 Personas
Tiempo de preparación15 minsTiempo de cocción14 minsTiempo Total29 mins

Panecillos de avena
 300 grs de copos de avena Laybé
 15 grs de levadura química
 2 huevos medianos
 140 ml apróx. de agua tibia
 Pizca de sal
 Semillas de amapola Laybé para decorar (opcional)
Relleno del sándwich
 6 cuchara de mayonesa
 1 ½ cuchara de mostaza de Dijon
 ½ limón
 Espinacas frescas
 8 pimientos del piquillo de Conservas Lodosa
 1 lata de ventresca de Bonito del Norte de Conservas Serrats
 ½ cebolla morada
 Tabasco (opcional)

1

Empezamos abriendo unos sobres de copos de avena de la marca Laybé, necesitaremos 300 gramos para hacer los panecillos.

Reservamos media cucharada de copos para adornar los panecillos.

2

El resto lo trituramos hasta obtener una especie de harina de avena. Vamos triturando y echando la harina en un bol hasta terminar con todos los copos.

3

Una vez tengamos toda la harina de avena en el bol, añadimos 2 huevos medianos. También, 15 gramos de levadura química y una pizca de sal.

Removemos bien con una espátula.

4

Ahora, vamos vertiendo poco a poco el agua tibia. Más o menos unos 140 mililitros de agua, pero lo mejor es ir echando poco a poco hasta que consigamos una masa compacta con todos los ingredientes secos bien integrados.

5

Cuando la masa tenga este aspecto, la tenemos lista. Como haremos cuatro panecillos, dividimos la masa en cuatro trozos y amasamos un poco con las manos.

6

Ponemos una sartén a fuego bajo, y la untamos con un poco de aceite de oliva o mantequilla.

Colocamos los trozos de masa en la sartén caliente, y los aplastamos con cuidado como si fuera una especie de hamburguesa.

Decoramos cada panecillo con los copos de avena que reservamos al principio y con unas semillas de amapola de la marca Laybé.

7

Tapamos la sartén y dejamos cocinar durante 7 minutos.

Pasados los 7 minutos, damos la vuelta a los panecillos y volvemos a dejarlos otros 7 minutos con la tapa puesta.

Ya tenemos nuestros dos primeros panecillos. Como en nuestra sartén solo nos entran 2, repetiremos esta operación una vez más.

8

Mientras dejamos enfriar los panecillos, vamos elaborando la salsa. Para ello, ponemos en un pequeño bol unas 6 cucharadas de mayonesa.

Añadimos una cucharada y media de mostaza de Dijon.

9

También añadimos el zumo de medio limón y si nos gusta, podemos echarle unas gotas de tabasco.

Removemos bien para emulsionar la salsa y reservamos.

10

Solo queda abrir los panecillos y comenzar a rellenarlos.

11

Primero, untamos la base con la salsa de mostaza. Encima ponemos unas cuantas hojas de espinaca.

12

Ahora que estamos en época, ponemos unos buenos pimientos del piquillo de Lodosa. Con dos por sándwich serán suficiente. Podemos partirlos por la mitad y abrirlos, o como nosotros, enteros.

13

Encima de los piquillos, nada mejor que una jugosa ventresca de bonito del norte de Conservas Serrats. Sacamos las laminas y lo añadimos a nuestro sándwich.

14

Solo queda coronar el sándwich con unos trozos de cebolla morada cruda y untar con un poco de salsa el panecillo superior.

15

Y ya tenemos listo nuestro sándwich de pan de avena, relleno de piquillo, ventresca y espinacas. ¡Está delicioso!

Ingredientes

Panecillos de avena
 300 grs de copos de avena Laybé
 15 grs de levadura química
 2 huevos medianos
 140 ml apróx. de agua tibia
 Pizca de sal
 Semillas de amapola Laybé para decorar (opcional)
Relleno del sándwich
 6 cuchara de mayonesa
 1 ½ cuchara de mostaza de Dijon
 ½ limón
 Espinacas frescas
 8 pimientos del piquillo de Conservas Lodosa
 1 lata de ventresca de Bonito del Norte de Conservas Serrats
 ½ cebolla morada
 Tabasco (opcional)

Instrucciones

1

Empezamos abriendo unos sobres de copos de avena de la marca Laybé, necesitaremos 300 gramos para hacer los panecillos.

Reservamos media cucharada de copos para adornar los panecillos.

2

El resto lo trituramos hasta obtener una especie de harina de avena. Vamos triturando y echando la harina en un bol hasta terminar con todos los copos.

3

Una vez tengamos toda la harina de avena en el bol, añadimos 2 huevos medianos. También, 15 gramos de levadura química y una pizca de sal.

Removemos bien con una espátula.

4

Ahora, vamos vertiendo poco a poco el agua tibia. Más o menos unos 140 mililitros de agua, pero lo mejor es ir echando poco a poco hasta que consigamos una masa compacta con todos los ingredientes secos bien integrados.

5

Cuando la masa tenga este aspecto, la tenemos lista. Como haremos cuatro panecillos, dividimos la masa en cuatro trozos y amasamos un poco con las manos.

6

Ponemos una sartén a fuego bajo, y la untamos con un poco de aceite de oliva o mantequilla.

Colocamos los trozos de masa en la sartén caliente, y los aplastamos con cuidado como si fuera una especie de hamburguesa.

Decoramos cada panecillo con los copos de avena que reservamos al principio y con unas semillas de amapola de la marca Laybé.

7

Tapamos la sartén y dejamos cocinar durante 7 minutos.

Pasados los 7 minutos, damos la vuelta a los panecillos y volvemos a dejarlos otros 7 minutos con la tapa puesta.

Ya tenemos nuestros dos primeros panecillos. Como en nuestra sartén solo nos entran 2, repetiremos esta operación una vez más.

8

Mientras dejamos enfriar los panecillos, vamos elaborando la salsa. Para ello, ponemos en un pequeño bol unas 6 cucharadas de mayonesa.

Añadimos una cucharada y media de mostaza de Dijon.

9

También añadimos el zumo de medio limón y si nos gusta, podemos echarle unas gotas de tabasco.

Removemos bien para emulsionar la salsa y reservamos.

10

Solo queda abrir los panecillos y comenzar a rellenarlos.

11

Primero, untamos la base con la salsa de mostaza. Encima ponemos unas cuantas hojas de espinaca.

12

Ahora que estamos en época, ponemos unos buenos pimientos del piquillo de Lodosa. Con dos por sándwich serán suficiente. Podemos partirlos por la mitad y abrirlos, o como nosotros, enteros.

13

Encima de los piquillos, nada mejor que una jugosa ventresca de bonito del norte de Conservas Serrats. Sacamos las laminas y lo añadimos a nuestro sándwich.

14

Solo queda coronar el sándwich con unos trozos de cebolla morada cruda y untar con un poco de salsa el panecillo superior.

15

Y ya tenemos listo nuestro sándwich de pan de avena, relleno de piquillo, ventresca y espinacas. ¡Está delicioso!

Sándwich de pan de avena relleno de piquillo, ventresca y espinacas

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube para disfrutar de más recetas, y como siempre, os animamos a hacer esta receta en casa.

Blog sobre productos gourmet artesanos y delicatessen. Recetas, reportajes, noticias,...
adbanner