Vídeo receta: Leche frita con canela de ceylán

Esta receta es de un postre dulce, sencillo y lleno de tradición. Usando pocos ingredientes, pero de calidad, podemos obtener un postre riquísimo. En nuestro caso usamos canela de tipo Ceylán de la marca Laybé, para darle aroma y sabor.

La leche frita se puede comer en caliente o fría, así que podemos hacerlo de un día para otro y disfrutar de él.

Ingredientes para 26/30 unidades:

  • 420 ml. de leche entera
  • 70 g. de azúcar
  • 37 g. de maicena
  • Cáscara de limón
  • 2 ramitas de canela de Ceylán Laybé
  • Harina o maicena para rebozar
  • 2 huevos medianos para rebozar
  • Azúcar (glas) y canela molida Laybé
  • Mantequilla para el molde

Elaboración de Leche Frita con canela Ceylán

En primer lugar reservamos 100 de los 420 mililitros de leche en la nevera. El resto, unos 320, los ponemos a calentar en una olla, a los que añadimos la cáscara de un limón y 2 ramitas de canela de Ceylán.   

Cuando la leche llegue a ebullición, apartamos del fuego y tapamos la olla durante 15 minutos aproximadamente.

En un bol tamizamos los 37 gramos de maicena, añadimos los 70 gramos de azúcar y removemos.

Vertemos los 100 mililitros de leche que reservamos en la nevera y batimos a mano con energía hasta que esté todo bien integrado.

Quitamos el limón y la canela de la leche infusionada, vertemos la leche con la maicena y lo ponemos a calentar a fuego lento. Removemos continuamente durante unos 15-20 minutos, para que la harina se cocine y la mezcla espese.

Untamos mantequilla a un molde rectangular y vertemos la masa de leche. Cubrimos con un film transparente asegurándonos que se quede en contacto con la superficie de la masa.

Dejamos reposar en el frigorífico durante al menos 3 – 4 horas.

Una vez pasado el tiempo, desmoldamos y cortamos la masa en porciones con el tamaño que más nos guste.

Pasamos por harina y huevo cada porción, para posteriormente freírlas en aceite bien caliente. Es importante que cuando la porción esté dorada, se saque de la sartén y se coloque sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Ya solo queda rebozar las porciones en canela y azúcar glas.

Y listo, tenemos un postre delicioso y totalmente casero, que se puede tomar en caliente o en frío.

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube para disfrutar de más recetas, y como siempre, os animamos a hacer esta receta en casa.

Si te ha gustado esta entrada suscríbete a nuestro RSS feed! También puedes seguirnos en Twitter aquí.